Creatividad en el proceso terapéutico

Después de tantos meses sin escribir deseo retomarlo compartiendo que he descubierto que la creatividad es una gran aliada en un proceso terapéutico. Evidentemente, cuando digo “he descubierto”, me refiero a que lo he experimentado personalmente porque había escuchado hablar de utilizar la creatividad en momentos difíciles pero para mí era impensable que fuera capaz de hacer algo creativo en un momento complicado.

Llevo unos cuantos meses ocupándome de una situación familiar, implicada por decisión propia y con una fortaleza que sorprendía no sólo a mi familia sino a mi también, hasta que el cuerpo me avisó y dijo hasta aquí podemos llegar juntas. Es en ese momento cuando por recomendación médica necesito realizar reposo y es justo ahí cuando vuelvo a recuperar la conexión con mi ser y empiezan a aflorar sentimientos de incertidumbre, miedo, tristeza y rabia. De repente, me doy cuenta de que mi interior necesitaba manifestar todo lo que me estaba ocurriendo de una manera diferente y pruebo a colorear, escribir y fotografiar. Empiezo a dar rienda suelta y descubro que, en medio de cualquier situación complicada o de crisis, es posible ser creativos, transmutar los sentimientos y llegar a sentir AMOR.

Hoy escribo desde la serenidad porque me doy cuenta de la enseñanza que se escondía detrás de lo vivido durante estos últimos meses. Cada día que pasa tengo más claro que cada situación en la vida nos aporta justo lo que necesitamos y lo que estamos preparados para afrontar, pero también es cierto que mientras estamos inmersos en resolver la situación es fácil perder la conexión con tu propia esencia pero el cuerpo es muy sabio y te avisa y te dice ¿paras tú o paro yo?

¡Qué fácil resulta acompañar y dar cariño a otras personas! y lo “complicado” que puede llegar a ser darte lo que necesitas, incluso teniendo las herramientas para ello porque el dolor, o el miedo a sentir ese dolor, hace que descuides esas partes tan necesitadas de ti.

¡Qué fácil resulta escribir estas palabras desde la comprensión de lo experimentado y de lo aprendido! porque cuando te permites sentir ese torbellino interior es cuando aparece la creatividad que nos acompaña pero, en ocasiones, se esconde.

La conclusión a la que he llegado es que ante una situación complicada en la vida es importante dedicar un momento de quietud y conexión cada día. Abrir la puerta para que salga lo que debe partir y para que entre nueva energía. En ese instante observa y escucha tu interior porque te puede estar gritando para manifestar tus emociones de una forma diferente a la habitual, dando rienda suelta a la creatividad; puedes sentir necesidad de escribir, colorear, fotografiar, bailar o a través de cualquier otra forma de expresión que te haga sentir AMOR.

Es muy bello experimentar que es posible sentir tristeza, miedo, rabia y luego sentir serenidad, sosiego, AMOR a pesar de estar atravesando un proceso importante en la vida.

Sencillamente me apetece compartir esta experiencia pues considero que puede ser útil para alguna persona.

Un caluroso abrazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s